Perdí a los dos angelitos que llevé en mi vientre. Quizás el destino me tenía preparado esto, pero ¿que me arrebaten a mis dos hijas? Mi vida recién estaba comenzando con mi primera hija. Yo tenía 14 años y el dolor desgarrador de verte partir, y no porque te morías, sino porque te llevaban. Se suponía que tú, mi segunda hija, vendrías a aliviar el dolor que sentía por no tener a tu hermana conmigo. Lo que no sabía era que mi abuela, me tendría preparada la gran sorpresa de mi vida, llevarte con ella y terminar por arruinar mi vida.

 

¿Qué le diría su hijo (a) si tuvieran contacto?